Sala de Mantos

Santa María de Regla

Antes de entrar se exhibe una coraza de plata que sirvió de protección a la imagen de la Virgen durante siglos acompañada de la famosa llave del Milagro de la Virgen en las mazmorras de Granada.

La joya más importante y central de esta sala es la Corona.

Asimismo ocupan un lugar relevante los mantos de la Virgen: el de salida procesional, besamanos, salida de la octava, rocalla, Inmaculada y Manolete.

Una pieza curiosa es la capa votiva que los Montpensier llevaron a la proclamación del Dogma de la Inmaculada en 1850 y se conserva intacta en esta sala.

Cabe mencionar algunos complementos como rostrillos, joyas más representativas de la Virgen, coronas diversas, abalorios y objetos propios del culto como los faroles del paso, los ángeles que portan el bastón de alcaldesa.